Fernando Carrillo Flórez, Procurador General de la Nación, afirma que ser servidor público tiene que ser el mayor orgullo de un ciudadano.