La meritocracia profesionaliza el servicio público y genera igualdad de oportunidades

Función Pública en su misión de impulsar el empleo por méritos en Colombia evaluó 3416 candidatos a cargos de libre nombramiento y remoción, jefes de control interno, directores regionales o seccionales de entidades descentralizadas del orden territorial y gerentes para empresas sociales del Estado, en concursos públicos y abiertos de meritocracia entre julio de 2016 y junio de 2017.

 

Estos concursos permitieron proveer cargos en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF; Instituto Nacional de Vías, INVIAS; SENA, ICA, Instituto Geográfico Agustín Codazzi y Empresas Sociales del Estado, ESE, entre otras.

 

En desarrollo de esas actividades el presidente de la República, Juan Manuel Santos, nombró 14 jefes de control interno, previo concurso de méritos abierto, adelantado por Función Pública.

 

También fueron nombrados 149 directores de Empresas Sociales del Estado (ESE) del orden nacional, departamental y municipal seleccionados meritocráticamente, de julio de 2016 a junio 2017.

 

Entre  julio de 2016 y mayo de 2017  se evaluaron 2564 candidatos para cargos de libre nombramiento y remoción (nivel directivo, asesor y profesional) para ser elegidos mediante proceso meritocrático y cuyas hojas de vida son publicadas en el portal de la Presidencia de la República.

 

Además, entre julio de 2016 y junio de 2017 fueron evaluados 721 candidatos en concursos públicos y abiertos, para integrar ternas para proveer cargos en entidades del orden nacional y departamental como el ICBF, INVIAS, SENA, ICA e IGAC.

 

El presidente Santos dispuso la elaboración e implementación del proceso de meritocracia a la Función Pública, para los cargos de naturaleza gerencial y de libre nombramiento y remoción de la rama Ejecutiva, con el fin de que al servicio público lleguen las personas con más altas calidades y se dé igualdad de oportunidades para ingresar con transparencia a los empleos públicos, lo que redunda en una administración transparente.

 

La Ley 909 de 2004 establece que son empleos de gerencia pública los cargos que conlleven ejercicio de responsabilidad directiva diferente a aquellos cuya nominación dependa del Presidente de la República en el nivel nacional.

 

Para dar operatividad a lo anterior, se expidió el  Decreto 1601 de 2005, modificado por el Decreto 4567 de 2011 y el Decreto 1083 de 2015, por el cual se establece el procedimiento para la elaboración de las competencias laborales de quienes van a desempeñar cargos de libre nombramiento y remoción en la Rama Ejecutiva del orden Nacional.

 

En desarrollo de esa responsabilidad asignada por el Presidente de la República, Función Pública realiza un cuidadoso estudio de la formación académica y de la experiencia laboral de los aspirantes que se inscriben a los concursos públicos y abiertos.

 

En los procesos públicos y abiertos los candidatos presentan la prueba de conocimientos que tiene un carácter eliminatorio ante Función Pública.  "A los aspirantes  que presentan esta prueba previamente sea verificado el cumplimiento de requisitos frente al manual de funciones de la entidad a la que pretenden ingresar y posteriormente se les aplicará la prueba de competencias laborales y una entrevista", explicó Francisco Amézquita, coordinador del grupo de meritocracia de Función Pública.

 

Con el puntaje que obtienen en las pruebas de conocimientos, competencias laborales, entrevista y análisis de antecedentes se elabora la lista de elegibles y quienes obtienen los mejores resultados ingresan al servicio público.

 

Con la meritocracia se profesionaliza el servicio público, con empleados competentes y comprometidos, lo que permite un servicio al ciudadano eficiente, ágil y moderno.