Expertos nacionales e internacionales proyectaron el panorama de la administración pública en Colombia durante el Foro Internacional “El estado del Estado”

  • “Todos los jefes de control interno de las entidades públicas han sido escogidos por meritocracia”: Presidente Santos
  • El Gobierno reconoció el trabajo en trasparencia de Función Pública
  •  Experta Ester Kaufman criticó la implementación de las redes sociales y de la tecnología como procesos de innovación del Estado; dijo que son causantes de la polarización social
  • “La confianza ciudadana es más compleja que la corrupción y la transparencia”, dijo el director del Instituto de Administración Pública de España, Manuel Arenilla

 
Bogotá, abril de 2018 (Función Pública).- Abordar los desafíos que enfrentan los principios de Buen Gobierno en la administración pública colombiana y encontrar posibles rutas salida en un mundo cada vez más digital y con una ciudadanía en constante cambio, no fue tarea fácil para el grupo de expertos internacionales y nacionales que se dieron cita el pasado lunes 16 de abril, en el foro internacional “El estado del estado: nuevos retos, miradas innovadoras” organizado por Función Pública.
 
Por ejemplo, para el director del Instituto de Administración Pública de España, Manuel Arenilla, en el ámbito de lo público la confianza es un “ecosistema” ideal en el cual la transparencia, la legalidad y la responsabilidad de administración del Estado hacen parte del horizonte de sucesos.
 
Según el experto español en gobierno administrativo, recuperar la confianza es incluir a los ciudadanos en la construcción de un Estado que administra y gestiona sus derechos, de tal manera que cualquier trabajo o aporte que haga la ciudadanía en equipo será en beneficio de ella misma.
 
Sin embargo, el problema principal para Arenilla no radica solamente en una desconfianza del ciudadano por el Estado, sino también del Estado por el ciudadano.
“Los proyectos que se impulsen desde la administración pública sin impacto social no sirven. Hay que confiar en la ciudadanía. La confianza es el premio de haber llevado los valores democráticos a su máxima expresión”, dijo Arenilla al auditorio.
 
Otro aspecto de interés destacado por Arenilla fue la crisis de representatividad institucional que existe en varios estados, "lo que quiere decir que los ciudadanos creen que no se hacen las cosas de forma correcta”, aclaró.
 
Y agregó como una de sus principales conclusiones que implementar un nuevo “relato de lo público", capaz de atraer a la juventud colombiana y al talento innovador: “esa debe ser la nueva forma de hacer política”, dijo.
 
Por su parte, la directora del Centro de Estudios del Gobierno Abierto, Ester Kaufman, dijo que uno de los distanciadores principales entre la ciudadanía y el Estado es la tecnología, principalmente la implementación excesiva de las redes sociales.
 
“Su exceso en el uso está perjudicando nuestras instituciones. La clave es la educación y el arte no las redes, como bien lo dijo Doris Sommer en el panel anterior”, manifestó la experta argentina.
 
Por su parte, una de las panelistas nacionales invitadas fue la consultora Elisabeth Ungar, quien hizo un llamado puntal al Gobierno para que aplique las políticas de trasparencia en la implementación del proceso de paz: “pido que en el proceso de paz se aplique el principio de trasparencia, rendición de cuentas y acceso a la información, para no poner en riesgo los acuerdos y la confianza que millones de ciudadanos”.
 
Resultados y bienestar de la gestión pública, temas del tercer panel del Foro
En su intervención del tercer panel del foro, ”La Gestión Pública en el Siglo XXI: de los resultados hacia el bienestar”, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, resaltó la importancia de factores como la planeación y el seguimiento, la eficiencia; una mejor regulación y la innovación como principios rectores de una mejor administración.
En materia de regulación, la ministra de Comercio valoró la expedición del Decreto Ley 019 de 2012, que permitió la racionalización de cerca de 900 trámites, en lo que destaca el caso del pasado judicial como un tema exitoso: “Colombia era el único país en el que los ciudadanos debían sacar un certificado para demostrar que era bueno”, señaló.
 
“En este gobierno”, agregó María Lorena Gutiérrez, “hemos trabajado en los temas de Open Government, Urna de Cristal y Gobierno en Línea; el Portal de Transparencia del Estado es un ejemplo de cómo se da a conocer de la actividad del Gobierno. Uno de nuestros grandes retos es trabajar en llevar estas herramientas a nivel territorial”, concluyó.
 
Transformación educativa e innovación social
 
Sobre la importancia de una educación cívica en la lucha contra la corrupción y la innovación estatal como características de un Estado moderno, la panelista y directora de Función Pública, Liliana Caballero, dijo que si bien hace falta mucho por hacer para lograr tumbar "el muro que divide al ciudadano con el Estado", el uso de nuevas tecnologías ha sido otra forma  e innovación estatal, específicamente se refirió al Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP), el cual permite al ciudadano conocer cómo, con quién, y por cuánto dinero contratan las entidades públicas.
 
"Esto ha hecho posible un ahorro de más de 1,3 billones de pesos. Gracias a estas y otras plataformas, hoy somos el cuarto país del mundo –el primero en América Latina– en datos abiertos, según el Open Data Index", resaltó Caballero al público asistente este lunes al Salón Rojo del Hotel Tequendama.
Esta tecnificación del Estado también ha permitido que la Comisión Nacional del Servicio Civil efectúe concursos Públicos de mérito para proveer alrededor de 67 mil empleos de Carrera Administrativa. Y en coordinación con ella se logró una reducción a la mitad en tiempo y costo de los concursos.
En cuanto a la importancia de una educación cívica que promueva los valores de trasparencia, respeto y tolerancia, la fundadora y directora de la iniciativa de agentes culturales de la Universidad de Harvard Doris Sommer, felicitó a Colombia por el reconocimiento dado en noviembre pasado por la Unesco al proyecto educativo Pre-textos, el cual busca el restablecimiento de la paz a partir de incentivar las artes en los niños y jóvenes del país. 
"El arte, la política y la pedagogía van de la mano en el cambio. La idea de que la pedagogía sea distinta a la política nos costaría muy caro y Colombia volvería a caer en los mismos errores de antes. Si en las aulas de clase los niños no se reconocen como artistas del futuro, volveremos a tener ciudadanos regulados por la ley y nunca acabaremos con la corrupción", dijo Sommer.
A su turno, el profesor titular en psicología social del London School of Economic, Saadi Lahlou, y el Secretario General del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo, Francisco Velázquez, coincidieron en la importancia de la eficacia y la innovación como motores fundamentales para la trasformación de la administración pública.