Camilo Sánchez Ortega, con la responsabilidad de subir indicadores de gestión del Gobierno en Vivienda.


Ante el presidente de la República, Juan Manuel Santos, se posesionó Camilo Sánchez Ortega como Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, quien venía desempeñándose como Alto Consejero Presidencial para las Regiones.

 

Sánchez se ha desempeñado como Representante a la Cámara por Cundinamarca y Senador de la Republica por el Partido Liberal, aunque antes de la política fue futbolista en la Primera División del Fútbol Profesional Colombiano.

 

Hijo del exministro liberal Julio César Sánchez García, se dedicó a la política luego de graduarse como economista en la Pontificia Universidad Javeriana.

 

Cuando el presidente Santos le tomó juramento lo encargó de hacer una labor de microgerencia que permita mejorar aún más los resultados del Gobierno en vivienda y agua potable.

 

Durante la actual administración 1.500.000 familias han accedido a vivienda, de las cuales más de 100.000 se entregaron de manera gratuita, logrando reducir el déficit habitacional en cerca de un 50% en Colombia.

 

La meta del Gobierno este lograr para agosto de 2018 superar 880.000 viviendas financiadas y cofinanciadas.

 

En agua potable se han cubierto cerca de 6,5 millones de colombianos, y servicios de alcantarillado a más de 7 millones.

 

"Creo, Camilo, que usted va a hacer ahí una labor muy importante, cuente con todo mi apoyo", concluyó el Presidente Santos.